¡Bienvenidos a bordo!

Viaja un siglo atrás y adéntrate en el Buque de los Sueños. En su interior, las vidas y las historias de las 2,208 personas que depositaron sus ilusiones, sus esperanzas y sus anhelos en él. Conoce de su propia mano esta travesía que ya es eterna, conoce la Verdadera Historia del Titanic.


martes, 10 de febrero de 2015

Las cifras de una tragedia. Las víctimas del Titanic

Si hay algo que ha llamado poderosamente mi atención en los años de investigación sobre este Buque de los Sueños que tanto nos fascina, es la cantidad de listas y cifras diferentes que circulan por la web y los diversos libros que he consultado. No existe unanimidad al respecto y aún hoy se discute el número de fallecidos que tuvo realmente la tragedia naval más famosa del mundo. Las estimaciones bailan según la fuente consultada, desde 1,522 víctimas, hasta 1,496 pasando por las 1,512 que la Belfast Titanic Society afirma.

Comencé hace casi un año un serio proyecto que tenía como pretensión recopilar todos los nombres que componían el pasaje y tripulación del Titanic, para poder tener bajo mi criterio una lista definitiva que poder comparar con el resto. Mis conclusiones fueron rotundas. 2,208 personas en total, 712 supervivientes y 1,496 víctimas. Mi fuente principal, la Encyclopedia Titánica, que es mi base y pilar fundamental en cualquiera de mis investigaciones.

Hace menos de un año tuve la oportunidad de pasar el 102 aniversario de la tragedia en la cuna del Titanic, Belfast, donde figuran dos memoriales por las víctimas. Pasé largos ratos parada en ambos pero más concretamente en el “Titanic Memorial Garden”, que se encuentra a un lado de los jardines del Ayuntamiento de la ciudad. Leí cada uno de los nombres con sumo respeto y silencio pero hubo uno que me dejó perpleja. Berthe Leroy se encontraba allí. En ese momento mi mente se quedó algo confusa “juraría que ella había sobrevivido” me decía una y otra vez y, en efecto, mi cabeza no me estaba traicionando. Ella era la doncella de Mahala Douglas y había conseguido salvarse en el bote número 2 junto a su señora. Esto me hizo darme cuenta de que la lista oficial de Belfast estaba errada y según mis investigaciones en 19 nombres.

Fotografía de la colección privada de la autora realizada en el muro del Titanic Memorial Garden del Ayuntamiento de Belfast

Me hice sin demora con una lista que incluía los supuestos 1,512 fallecidos del Titanic y comencé mi estudio sobre los fallos que se habían podido cometer al respecto. Los resultados han sido tajantes. Estas son mis conclusiones.  

- Para empezar varios de los nombres se encuentran mal escritos o directamente cambiados, aunque con rasgos reconocibles. Esto ha supuesto un reto a la hora de poder relacionarlos, sobretodo en el caso de los pasajeros libaneses o sirios, con nombres bastante complicados, que se habían americanizado o que simplemente estaban incorrectos.

- Hay 19 errores concretos, entre los que destaco 11 nombres que no he podido identificar como pasajeros o tripulantes del Titanic en ninguna de mis fuentes habituales. Estos nombres son: 
  • Assaf, Mr Jirjis Tumah al-Sayqali
  • Bazzi, Mr Rashid Al Haj
  • Bull, Mr James
  • Edmunds, Mr William
  • Farden, Charles
  • Hassan, Mr Abdallagh
  • Nathan, Mr W.,
  • Reeves, Mr Robert
  • Rizq, Mr Asad Hana Nawfal
  • Roberts, Mr Frederick (Existió un carnicero llamado Fred Roberts pero era parte de la tripulación del Carpathia)
  • Taylor, Mr Frederick
- Aparecen tres nombres camuflados entre las víctimas pero que en realidad sobrevivieron a la catástrofe. Estos son: 
  • El más evidente es la ya mencionada, Berthe Leroy
  • También tenemos el caso de Taylor, Mr William, que aparece como fallecido y sin embargo es en realidad William Henry Taylor, quien salvó la vida en el bote 15
  • El último es Zenni, Mr Fahim Ruhana, un joven sirio que americanizó su nombre por el de Philip Zenni y que sobrevivió en el bote 6, tras lanzarse deliberadamente a él
- Sin embargo esto no es todo. Existen dos personas que se encuentran repetidas. Sus casos son:
  • Mary Mullin/Lennon. Esta joven de 18 años con una historia apasionante a la que dedicaremos un artículo completo en otra ocasión, viajaba con el pseudónimo de Mary Lennon, aunque en realidad su verdadero apellido era Mullin. En la lista de Belfast aparece en las dos ocasiones. Lo que resulta curioso de esto es que aunque en la lista que con la que me hice está así, en el muro está corregido y sólo está como Mary Mullin. Aún así siguen poniendo la cifra como 1,512 fallecidos y al quitar a Mary Lennon quedaría reducida a 1,511, lo que también es un error.         
  • R. Morell/Albert White también se encuentra dos veces y ambos son el mismo joven. Albert era un tripulante inglés de 21 años de edad que se enroló en el Titanic con el nombre de su padrastro, R. Morell, por razones que se desconocen.
Fotografía de la colección privada de la autora realizada en el muro del Titanic Memorial Garden del Ayuntamiento de Belfast

- También he localizado tres nombres que son los únicos que pueden generar algo de controversia con respecto a estos resultados, aunque brevemente explicaré por qué, bajo mi punto de vista, no los tengo en cuenta como tal.

  •  Thomas Hart aparece como fallecido en la lista de Belfast, sin embargo él ni siquiera estaba en el Titanic. Su historia es bastante interesante. El 9 de mayo de 1,912 una afligida madre vio como su hijo, al que creía muerto por el naufragio, regresaba a casa vivito y coleando. El Times anunció la resurrección a bombo y platillo y durante años se creyó que alguien le había robado la identidad a Thomas después de una noche de borrachera y el ladrón, suplantando su personalidad, había muerto en su nombre. Sin embargo años después se investigó este caso y en ningún lugar aparece el nombre de Thomas Hart oficialmente. Sí hubo un James Hart que si falleció, pero que no tiene relación ninguna. Este hecho se representó en la miniserie Titanic de Lieberman de 1,996. En la fotografía se puede observar que el nombre aparece con un asterisco, quizás precisamente por esta historia.
Fotografía de la colección privada de la autora realizada en el muro del Titanic Memorial Garden del Ayuntamiento de Belfast
  •    John Rice. Su nombre podría confundirse con uno de los 6 miembros de la familia Rice que viajaron y murieron en el Titanic, mas no se trata de ninguno de ellos. Sí hubo un John Reginald Rice, de 25 años, que era miembro de la tripulación del malogrado buque. Sin embargo este joven aparece también en las listas por lo que no se trata del John Rice que nos atañe. He investigado sobre el tema y en algunos foros se le añade como el sexto hijo de los Rice, por lo que es posible que tuviesen otro vástago pero que muriera antes del viaje. No he encontrado pruebas sobre este hecho y tan sólo es una teoría que tengo para poder explicar este error.
Fotografía de la colección privada de la autora realizada en el muro del Titanic Memorial Garden del Ayuntamiento de Belfast
  • F. Witt. Él es el único de los tres que realmente me puede provocar algún tipo de duda.  El tal F. no aparece en mi lista oficial, basada en las de la Encyclopedia Titánica, ni tampoco se le nombra por ningún sitio en la misma. Sin embargo sí aparece un F. Witt tripulante en otras listas que circulan por internet. He intentado buscar más información sobre él y sólo he podido comprobar que hacía las veces de trimmer y que se desconoce incluso su edad. Mi conclusión al respecto es que quizás este hombre sí iba a embarcar en el Titanic pero finalmente no lo hizo, de haber sido así estoy convencida de que habría más datos sobre él y la Encyclopedia Titánica lo nombraría por algún lado.

-Por último, he de enumerar los nombres que ni siquiera aparecen en la lista de Belfast y sí en la que me he basado para este trabajo. Son concretamente 3. Probablemente sean investigaciones posteriores o simplemente estén reflejados en alguno de los expuestos anteriormente. Sea como fuere no he podido relacionarlos. 
  •  Asim, Mr Adola
  •    Nofal, Mr Mansouer
  •    Razi, Mr Raihed

Por lo tanto las conclusiones de este estudio son las siguientes:

El listado de Belfast nos data con 1,512 víctimas pero se ha comprobado que 11 nombres no se corresponden con pasaje o tripulación del Titanic, que 3 de ellos eran en realidad supervivientes, que 4 de ellos se reducen a 2 (ya que eran las mismas personas repetidas por sus pseudónimos) y que otros 3 de ellos pueden sugerirnos dudas que espero haber resuelto anteriormente. Esto nos da un resultado de 19 errores que reducen la lista a 1,493 fallecidos, a los que si sumamos los 3 que no aparecen nos da un total de 1,496 víctimas, la lista que tenemos en la Encyclopedia Titánica y la mía privada, comprobada y mirada en varias ocasiones.

Espero que este estudio y sus resultados puedan arrojar algo de luz sobre las cifras más tristes del Titanic. Está claro que nunca podremos afirmar con total rotundidad los números de la tragedia, aún quedan muchas incógnitas por resolver y varios enigmas indescifrables, sin embargo sí podemos acercarnos a la verdad y sin lugar a dudas a día de hoy, la datación de víctimas más correcta y exacta es la de 1,496 vidas perdidas. Permítanme que esta investigación vaya dedicada a su memoria.

Fotografía de la colección privada de la autora, realizada en el muro donde se exponen los nombres de los fallecidos en la tragedia, justo en el lugar donde se encontraban las grúas donde se construyeron los cascos del Titanic y su hermano gemelo, el Olympic

Si alguien tiene algún tipo de información sobre este tema que no está aquí reflejada y por tanto desconozco, le ruego contacte conmigo, me encantaría contrastarla.

[Irene Hernández Rodríguez]

7 comentarios:

  1. Me parece admirable el esfuerzo que se ha dado a esta tarea. Las cifras suelen sernos indiferentes, pero cuando recordamos que cada dato de esa lista fue una persona que vivió, padeció y falleció en las gélidas aguas del Atlántico norte, no puedes simplemente permanecer inmutable y por su memoria creo que vale la pena hacer este esfuerzo; en honor a ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos por tu comentario, siempre es un placer poder leer un reconocimiento al trabajo realizado. Siempre digo que el Titanic está compuesto de vidas, no tanto de acero y remaches. Si no hubiera llevado consigo todas las historias de sus pasajeros y tripulantes, nunca hubiese tenido la repercusión que final y trágicamente alcanzó. Siempre debemos recordar que detrás de cada número, hay una vida apasionante por descubrir, una vida como la nuestra y esa es la verdadera historia del Titanic, la que aún nos cuentan después de tantos años.

      Eliminar
  2. Increible trabajo has hecho, desconocia totalmente esta informacion y a mi tambien me encanta la historia de este increíble barco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Carlos, me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
  3. Aún con todo lo que has hecho hubieron pasajeros a los que ni siquiera se registraron. Debemos de aceptarlo: las cifras nunca serán las correctas, siempre nos dejaremos a alguien. Aunque tu trabajo es espléndido y al menos hace entender por qué las cifras cambian tanto de un sitio a otro

    ResponderEliminar
  4. Estimada Irene, súper interesante tu investigación. Por mi parte, el interés por la historia del Titanic no está alimentado por una simple curiosidad. Pienso que el principal motivo es el inmenso respeto por quienes dejaron la vida durante el desastre; luego, analizar el conjunto de decisiones que tomaron diferentes personajes, dentro del Titanic y fuera de él: La tripulación, el capitán Smith, los pasajeros, los capitanes de los otros navíos cercanos y lejanos; después, los actos de heroísmo y de abnegación durante el hundimiento; y finalmente, la expectativa de muchos con el primer viaje del Titanic: La empresa constructora, los pasajeros y la opinión pública. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu trabajo Irene. Somos muchos los que sentimos interés por la parte humana de aquella catástrofe. Ojalá pudiéramos saber la historia de todas y cada una de las personas que padecieron aquella terrible situación que les llevó a la muerte. Cuántos sueños truncados? Cuantas esperanzas rotas? Estoy seguro de que habrá siempre alguien que, aunque usando en parte su imaginación, será capaz de escribir nuevas historias sobre el titánic. Tal vez historias románticas, repletas de sentimientos, que nos harán vivir en primera persona como si hubiéramos formado parte del malogrado pasaje. Tal vez tu, Irene, te atrevas a escribir una de esas historias. Si es así, estaré encantado de vivirlas mientras las leo. Te animo a ello Irene.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Te responderemos lo antes posible. Para un contacto más directo déjanos tu e-mail. Muchas gracias.