¡Bienvenidos a bordo!

Viaja un siglo atrás y adéntrate en el Buque de los Sueños. En su interior, las vidas y las historias de las 2,208 personas que depositaron sus ilusiones, sus esperanzas y sus anhelos en él. Conoce de su propia mano esta travesía que ya es eterna, conoce la Verdadera Historia del Titanic.


martes, 23 de diciembre de 2014

Coqueteo abordo del Titanic. Reginald Jones y Vera Dick

Reginald Jones
Victor Reginald "Reg" Jones, nació en Southampton, Hampshire, Inglaterra, en los últimos meses de 1,891, hijo de Edward Jones (nacido en 1,859) y Edith Laura Hill (nacida en 1,863). Tenía cuatro hermanas: Edith Winifred Victoria (1,886), Dorothy Margaretta (1,889), Gertrude Stella (1,893) y Ethel Muriel (1,900). 
Su familia era humilde, su padre trabajaba como afinador de pianos y violines en Southampton, y Reg tuvo que comenzar a trabajar muy temprano. Como gran parte de los jóvenes de Southampton encontró empleo en los grandes transatlánticos que tenían Southampton como puerto, la mayoría de la White Star Line. Tras un tiempo trabajando abordo del Oceanic, embarcó el 4 de abril de 1912 en el Titanic como camarero del salón de primera clase.


Por su parte, Vera Dick nació en Calgary, Alberta, el 12 de junio de 1894, en el seno de una
Vera Dick
 familia acomodada. Sus padres eran Frederick Gillespie y Annie. Con 17 años se casó con Albert Adrian "Bert" Dick, de 31 años. Como apenas había conocido ningún compromiso social, Bert decidió llevarla de luna de miel por Egipto, Italia, Francia y Londres. 

EnNápoles, Bert perdió gran cantidad de dinero jugando a póker contra profesionales. Esto causó el enfado de Vera, el cual Bert calmó al prometerle que visitarían Londres para comprar muebles y antigüedades para su nueva casa de estilo Tudor en el 2211-7th St. en el distinguido distrito de Mount Royal Calgary, asimismo le dijo que regresarían a casa en el Titanic.



Embarcaron el 10 de abril de 1912 en el puerto de Southampton como pasajeros de primera clase. Ocuparon la cabina B-20.
Albert Adrian Dick

Durante la cena en el salón de primera clase, fue Reginald Jones quien sirvió la mesa de los Dick. Al parecer, Vera le preguntó qué le recomendaba del menú, y Reg respondió amablemente acompañado probablemente de algunas miradas. La conversación se alargó en exceso a los ojos de Bert que se enfadó con Vera y esto les llevó a tener una discusión en público.

El sábado Thomas Andrews les invitó a su mesa, por lo que Reg no pudo servir de nuevo a Vera.

La noche del hundimiento, Vera y Bert estaban ya en su camarote, posiblemente acostados, y al estar situado a babor, no notaron el choque. Entonces según dijo Vera para un periódico de Calgary, Reginald Jones llamó a su puerta para avisarles de que se pusieran los chalecos salvavidas y subieran a cubierta. La declaración de Vera Dick fue la siguiente,
"Nos hubiéramos quedado dormidos si el mayordomo no hubiera llamado a la puerta poco después de la medianoche y nos dijera que nos pusiéramos los chalecos salvavidas."
Hay quien dice que después de esto, Reg les acompañó a la cubierta de botes junto a Thomas Andrews y que ayudó a Vera a ponerse el salvavidas, pero no podemos confirmar si esto fue así, aunque probablemente sea un adorno de la historia.

Vera Dick subió al bote número 3 a alrededor de las 00,50-1,00 horas. Fue el tercer salvavidas en ser arriado y según contaron ella y su marido, mientras se despedían abrazados, éste fue empujado al bote. Esto posiblemente fuese más una forma de evitar problemas para Albert Dick por haberse salvado siendo varón, que un relato verídico de lo ocurrido.


Reginald Jones no tuvo tanta suerte y pereció en el naufragio. Su cuerpo, si fue recuperado, no fue identificado.


Cuando los Dick volvieron a Calgary, Bert fue condenado al ostracismo por haberse salvado, y corría el rumor de que se había vestido de mujer para lograr salvarse.


Tras la tragedia, su relación mejoró considerablemente.


Vera se dedicó a la música e ingresó en el Royal Conservatory of Music de Toronto y llegó a ser una conocida vocalista en Calgary. Bert vendió su negocio hotelero y se dedicó exclusivamente al sector inmobiliario. En este tiempo tuviero una hija llamada Gilda.


En la entrada de su casa construyeron una escalera de ladrillo labrado, de la cual se rumoreaba que era inspirada en la Gran Escalinata del Titanic, pero realmente no se parece nada.



La escalinata de la casa de Albert y Vera Dick, que tendría inspiración en la del Titanic

El 2 de junio de 1970, Bert fallece en Calgary. Tres años después, el 7 de octubre de 1973 lo haría Vera en Banff. Ambos están enterrados en el Calgary's Union Cementery.

Como podemos ver con esta historia, los pasajeros que viajaban abordo del Buque de los Sueños eran gente que sentían como nosotros. No es nada raro que una joven de 17 años, casada con un hombre 14 años mayor que ella con el que discute a menudo porque pasa la mayor parte de su tiempo jugando al póker, se fije en un joven y apuesto camarero, a pesar de no ser "de su clase". Estas son las historias que nos hacen recordar la humanidad de esta tragedia y que quienes la vivieron eran personas como nosotros.


¿Recordaría Vera a lo largo de su vida a Reg? Eso se lo llevó consigo.





[María Neira Domínguez]



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tu comentario. Te responderemos lo antes posible. Para un contacto más directo déjanos tu e-mail. Muchas gracias.